“Tócate los huevos ” Prevención y deteccion temprana del cáncer testicular.

Por que todos los hombres, tenemos los cojones de hacer muchas cosas pero irónicamente no estamos pendientes de nuestra salud, parece un tópico pero es asi, la mayoria de nosotros no vamos a hacernos ningún tipo de medicina preventiva, y mucho menos luego de los 40 si no son gays, pensar en el examen de próstata os da escalofríos.

Señores pero esto ha cambiado estamos en el 2018, donde hemos dejado de ser tan elementales. El cáncer de testículo se presenta con una prevalencia del 0,5 al 1,5% de los tumores del sexo masculino, con aproximadamente 49.000 nuevos casos al año en todo el mundo. El número de pacientes con nuevo diagnóstico se ha incrementado en los últimos 50 años.  En España, el último informe epidemiológico de Globocan 2012 reporta cerca de 823 casos nuevos, diagnosticados por año, lo cual representa cerca del 0,6%. La probabilidad de desarrollar cáncer testicular es de uno entre 250 (0,4%), aunque la incidencia varía en función de las razas. Se trata de un cáncer que se desarrolla en uno o en ambos testículos. En torno al 90-95% de estos tumores proviene de las llamadas «células germinales», existiendo dos principales variantes histológicos: seminoma y no seminoma.

¿Cuál es la edad  en la que aparece?

Es un tumor que afecta a los jóvenes. Cerca del 50% de los casos se diagnostican entre los 20 y 35 años. Los tumores de tipo seminomatoso se presenta alrededor de los 30 a 35 años y los no seminomatosos una década antes, entre los 15 y los 35 años. El 10% de los casos se diagnostican por encima de los 50 años.

                

                                                  ¿Como detectarlo uno mismo?

Paso número 1 : OBSERVA TU ESCROTO

Revisa justo después de darte una ducha, los músculos del escroto se encuentran relajados, de manera que es más fácil sentir una anomalía o bulto en los testículos.

Paso número 2: SOSTÉN EL ESCROTO

Con la palma de la mano sostén el escroto, siente el peso y el tamaño de cada uno, es normal que uno sea ligeramente más grande que otro o que cuelgue mas.

Paso número 3: SIENTE TUS TESTÍCULOS

Cogelos cada uno y ruedalos dentro del escroto, es normal que sientas como un tubo en la parte trasera, es normal. no deberías de sentir dolor.

Paso número 4: REPITELO CADA VEZ QUE PUEDAS

Una vez que estés familiarizado con las sensaciones, no dejes de verificar y tocarte más allá del placer, recuerda que estar saludables forma parte de una sexualidad sana y responsable desde tus límites.